Curso Introductorio Palafoxiano

Los objetivos del Curso Introductorio son: proporcionar a los aspirantes al sacerdocio ministerial, una intensa formación humana y espiritual centrada en el misterio de Cristo y de la Iglesia, profundizar en el discernimiento vocacional en una vivencia comunitaria que integra a los candidatos provenientes de orígenes diversos, iniciarse en la experiencia pastoral y en el conocimiento de la Iglesia local, así como adquirir una visión global de los objetivos y contenidos de toda la formación sacerdotal (cf. NBFSM 241; OT 14; PDV 62)

Perfil de egreso del Curso Introductorio

Dimensión humana. Al concluir el Curso Introductorio los seminaristas habrán iniciado un proceso de maduración e integración de la propia personalidad, a partir del crecimiento en la veracidad y la sinceridad, el auto-conocimiento, la auto-aceptación, la maduración afectivo-sexual, la asimilación de la propia historia y de la realidad familiar, el auto-cuidado integral y el desarrollo de las actitudes que permiten establecer sanas relaciones interpersonales e integrarse activa y constructivamente a la vida comunitaria. Asimismo, los seminaristas habrán desarrollado hábitos elementales que les permitan seguir madurando en las cuatro dimensiones formativas.

Dimensión espiritual. Se espera que al concluir el Curso Introductorio los seminaristas hayan vivido una profunda experiencia de reiniciación cristiana y emprendido un camino kerigmático-catequético-mistagógico (cf. DA 290) que les permita irse consolidando paulatinamente como discípulos misioneros que van madurando en el amor a Cristo y a la Iglesia, a partir del encuentro con el Señor, la conversión, el amor y la escucha atenta de la Palabra de Dios, la personalización de la fe, la vida litúrgico-sacramental, la docilidad a la gracia, la oración, el acompañamiento espiritual, una sólida piedad mariana y un serio discernimiento vocacional.

Dimensión intelectual. Los seminaristas egresados del Curso Introductorio habrán alcanzado una nivelación cultural que les permita afrontar los estudios filosófico teológicos. Por lo tanto, se habrán afianzado en un método de estudio, en el hábito de la lectura, la comprensión, la reflexión, la expresión y la redacción, así como en la adecuada disciplina y organización personales que les faciliten un estudio eficaz.

Dimensión pastoral. Al concluir el Curso Introductorio los seminaristas comprenderán el apostolado como una dimensión intrínseca de la vida cristiana, habrán adquirido un conocimiento elemental de la Iglesia local y se habrán iniciado en la experiencia pastoral.

  1. Etapa filosófica

El objetivo específico de esta etapa es que el seminarista continúe, mediante la vivencia comunitaria, la integración de su personalidad humana y cristiana iniciada en el Curso Introductorio, y consolide su opción por el sacerdocio como estado de vida propio. Esto incluye seguir potenciando la maduración en la fe, el conocimiento y aceptación de sí mismo y la madurez afectiva, así como el desarrollo y fortalecimiento de una conciencia crítica y dialogante frente a las diversas corrientes de pensamiento acerca de Dios, del hombre y del mundo (NBFSM 251).

Perfiles de egreso de la etapa filosófica (NBFSM 256-259)

Dimensión humana. El seminarista que ha concluido la etapa filosófica, se habrá consolidado en la integración de una personalidad masculina en relación, equilibrada, madura, responsable y libre, consciente de sus alcances y de sus límites, comprometida en el desarrollo armónico y jerarquizado de sus potencialidades y de las diversas dimensiones de su persona, capaz de establecer relaciones interpersonales sanas, constructivas y duraderas y de comprometerse establemente con responsabilidades y proyectos.

Dimensión espiritual. Al concluir la etapa filosófica, el seminarista habrá madurado en la conciencia de su condición bautismal y en la vivencia de una espiritualidad trinitaria, de modo que pueda llamar Padre a Dios; habrá profundizado en el conocimiento, relación, identificación y seguimiento de Cristo; habrá alcanzado una sólida disciplina espiritual y definido su opción por el seguimiento de Cristo a través de la vida sacerdotal en la comunión de la Iglesia.

Dimensión intelectual. Al término de la etapa filosófica el seminarista se habrá afianzado en un método propio de estudio, habrá adquirido una sólida disciplina académica y habrá desarrollado las habilidades intelectuales que le permitan un estudio eficaz. Asimismo, habrá adquirido y asimilado una amplia cultura filosófica que se expresará en la pasión por la verdad y en un pensamiento crítico capaz de analizar objetivamente la realidad, comprender y dialogar con diversos enfoques culturales y sistemas de pensamiento.

Dimensión pastoral. Al concluir la etapa filosófica, el seminarista habrá madurado su sentido de pertenencia activa a la Iglesia como discípulo misionero de Jesucristo, asumiendo el apostolado como opción vital y empeñándose para que su estilo de vida sea un testimonio evangelizador. Asimismo, habrá desarrollado la responsabilidad, la creatividad y la generosidad apostólicas.

  1. Etapa teológica

El objetivo específico de la etapa teológica es que los seminaristas consoliden una opción fundamental que los lleve a vivir en referencia clara a Dios como Padre y, en consecuencia, a configurarse con Cristo Buen Pastor, asumiendo sus criterios, actitudes y estilo de vida, haciéndose aptos para ejercer en la Iglesia el ministerio sacerdotal como hombres de comunión y pastores comprometidos, pobres, obedientes y castos, capaces de entregar la vida por sus hermanos, en una docilidad consciente al Espíritu Santo (NBFSM 260).

Perfiles de egreso de la etapa teológica (NBFSM 267-270)

Dimensión humana. Al concluir la etapa teológica el candidato al sacerdocio habrá consolidado su personalidad y madurado en la vivencia de su afectividad y sexualidad, de modo que sea capaz de vivir serena y fecundamente en el celibato la fidelidad a Dios, a la Iglesia y a la vocación recibida, mediante un amor oblativo expresado en el servicio, en una manifiesta espiritualidad de comunión y en una conducta de respeto a la dignidad humana, a la vida, a la justicia.

Dimensión espiritual. Al concluir la etapa teológica, el candidato al sacerdocio, dócil a la acción del Espíritu Santo, habrá logrado tal comunión e identificación de vida con Cristo Buen Pastor, que podrá ser signo viviente e instrumento eficaz de su caridad pastoral en la Iglesia, por el servicio de la Palabra, de la santificación y de la conducción del pueblo de Dios (cf. OFESMM 71).

Dimensión intelectual. Al concluir la etapa teológica el candidato al sacerdocio será capaz de dar razón de su fe, habrá profundizado y asimilado el mensaje revelado a través de una amplia cultura bíblica, teológica, espiritual y pastoral; habrá desarrollado una sólida capacidad de reflexión y análisis teológico fiel al Magisterio de la Iglesia y adquirido las habilidades que le permitan iluminar teológicamente la realidad de su vida personal y aplicar sus conocimientos al ejercicio del ministerio de la palabra, de la santificación y de la conducción del Pueblo de Dios.

Dimensión pastoral. Como resultado de todo el proceso formativo en el seminario, el candidato que concluye la etapa teológica, se habrá consolidado en un amor maduro y profundo a Cristo y a la Iglesia, asumiendo ante todo la actitud de la obediencia de modo que, desde su realidad diocesana, se proyecte en la misión como dinámica de vida; habrá desarrollado ampliamente la iniciativa, la creatividad y el celo pastoral vividos en comunión, teniendo la caridad pastoral como elemento unificador y dinamizador de la totalidad de su vida. Además, conocerá la realidad pastoral de la diócesis y hará propios sus proyectos y líneas pastorales.

 

Prolongación de la 16 oriente s/n,
El Porvenir
C.P. 72330, Puebla, Pue.
Tel: (222) 2 82 81 55

seminario menor palafoxiano

seminario-menor-puebla

 

44 norte y Av. Morelos s/n,
El Porvenir
C.P. 72330, Puebla, Pue.
Tels: (222) 2 35 15 91
 (222) 2 35 12 97

 

Prolongación de la 16 oriente s/n,
El Porvenir
C.P. 72330, Puebla, Pue.
Tel: (222) 2 82 81 55

 

35 poniente 1713, Volcanes
C.P. 72530, Puebla, Pue.
Tel: (222) 2 40 62 83