¿Quieres ser adorador?

La Iglesia a través de documentos magisteriales exhorta, alienta e impulsa la Adoración Perpetua en todas las ciudades o centros urbanos de todo el mundo (Ver Redemptionis Sacramentum, Sacramentum Caritatis, Carta de la Congregación para el Clero del 8-12-2007)

Cuando se quiere tener adoración eucarística perpetua en un lugar lo primero es orar por el proyecto y pedir a cuantos conventos de clausura se conozca o haya en la zona, se rece por esa intención.

La Adoración Eucarística Perpetua puede ser iniciada como proyecto parroquial o bien de la ciudad o diocesano. En cualquier caso, su realización se apoya sobre dos pilares: la predicación en las homilías por parte del Misionero, de las Misas festivas y prefestivas, en las que se recogen las adhesiones, y la formación de una estructura organizativa de coordinadores.

Cuando se trata de una parroquia.

Las tres condiciones necesarias:

  • Un párroco que desee la adoración perpetua
  • Una capilla u oratorio consagrado únicamente para la adoración perpetua, con acceso exterior y servicio para la noche.
  • Un equipo de parroquianos muy motivados para organizar supervisar la adoración perpetua.
  • Si tales condiciones se cumplen, entonces poneos en contacto con nosotros. Evaluaremos y propondremos un programa para instaurar la adoración perpetua.

Es de advertir que a menudo obstaculizamos la acción del Espíritu Santo e infravaloramos la respuesta de los fieles. A la objeción común que ya la parroquia tiene algunas horas de adoración y son pocos los que concurren, se la responde con la evidencia que cuando limitamos el número de horas en las que el Santísimo está expuesto, estamos también limitando el número de personas que puedan ir a adorar. Una de las grandes ventajas de la adoración perpetua es que todas las horas y todos los días están disponibles, por lo que resulta más fácil encontrar una hora y un día para adorar.

Por otra parte, debemos contar con la sensibilización hacia la Eucaristía y la adoración que estimula la propia misión y que es el carisma propio de Misioneros del Santísimo Sacramento.

Luego de las predicaciones del primer fin de semana y la consecuente recolección de adhesiones es cuando se puede evaluar la respuesta. En la inmensa mayoría de los casos grandes son las sorpresas por los excelentes resultados obtenidos. Predicaciones y recolección de adhesiones Las predicaciones se basan en las Escrituras, fundamentalmente en el Evangelio del día, y en las enseñanzas del Magisterio. Durante la homilía se invita a los fieles que deseen participar con una hora semanal a que rellenen una invitación muy simple. Las adhesiones se recogen en la misma Misa.

Dado que las horas a cubrir son 168 (son las horas semanales y se pide por lo menos una hora a la semana) y la distribución de las horas que serán cubiertas no es uniforme (hay horas, por ejemplo de la noche en las que hay varias personas inscritas y otras de la madrugada en que al comienzo no están cubiertas), es importante saber cuántos fieles concurren en el total de las Misas festivas y prefestivas para alcanzar un número aceptable de adoradores.

En general, es necesario ir a más de un lugar para alcanzar a cubrir todas las horas de la semana. Esto, en el caso de la adoración perpetua en una parroquia. Si el proyecto, en cambio, es de la ciudad, entonces se hace necesario ir al menos a las iglesias de mayor asistencia de parroquianos. Por tanto, dependiendo de la cantidad de asistencia a las Misas que, a su vez, determina la cantidad de iglesias a visitar o simplemente de las iglesias que se integran al proyecto, será la duración temporal que va desde el comienzo de las predicaciones hasta la inauguración de la adoración perpetua. Organización Requerida para poner en marcha la adoración perpetua, y luego para: - ayudar a los adoradores a ser fieles a su hora santa de adoración semanal - cerciorarse que las horas estén siempre cubiertas y la adoración sea sin interrupción.

Referencia: http://adoracionperpetua.info/